SEGUNDO DÍA DE CUARENTENA, ESTO TAMBIÉN ES LA VIDA.

SEGUNDO DÍA DE CUARENTENA, ESTO TAMBIÉN ES LA VIDA.

Esto no es un paréntesis. Esto es una situación no prevista que me llega, quién sabe, si con algún sentido o mensaje.

Prefiero pensar que esto ha llegado para mi aprendizaje.

Me puede estar diciendo  que como esquivo a veces la vida, para que tenga que venir una crisis mundial, para pararme, para volver a mí.

En cuántas ocasiones la vida me vive a mí en vez de yo a ella. 

Cuántos proyectos, cuánto tiempo dedicado a recrearme en el pasado, sin darme cuenta de que lo importante es lo que ocurre en este mismo instante.

En estos días de inquietud la mente se me va hacia un futuro incierto, en ocasiones catastrófico. Me atraco de información y datos que lo único que hacen es crearme desasosiego.

Me estoy quitando de la información, maquinaria creada para «adictarnos» como dice mi hijo. En la falsa creencia de que el saber protege, para tener una falsa sensación de control, sin darme cuenta que eso me pone en una situación mucho más vulnerable.

Hoy tuve un sueño precioso, llegaba a una playa, donde no veía el mar por ningún lado. Preguntaba a los que me rodeaba, y me decían, que no era importante.

Para mí era imprescindible ver el agua, respirar las olas.

Finalmente me indicaron una manera de ir, era un hueco en la tierra que descendía por con un camino estrecho, pensé que no podía atravesarlo.

Hasta que llegué a la conclusión de que lo que necesitaba era adaptar el cuerpo, y el camino se iría acomodando. Las paredes se iban moviendo ayudándome en el movimiento.

Zurriola 2019

Finalmente llegué a una playa preciosa, en la que decidí volar. Al principio me dio vergüenza  que me vieran. Pero pensé que los demás se darían cuenta, de que también ell@s podían hacerlo.

Malta 2019.

Tras ese momento de placer en el que aterricé y despegué varias veces, mientras tocaba las olas con las manos, llegó el momento de volver.

Creí que la vuelta sería terriblemente complicada, hasta que encontré una plataforma en la que accionando una palanca me elevaba hasta la superficie. Sonreí feliz tras mi aventura.

San Sebastián 2019

 P.D. Para mí fue un sueño lleno de mensajes. Mandarme versiones a ver qué os sugiere esto.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *