REVOLUCIÓN FEMINISTA

BERTA CÁCERES, ASESINADA POR DEFENDER LA VIDA

¡Despertemos¡ ¡Despertemos Humanidad¡ Ya no hay tiempo.
Nuestras conciencias serán sacudidas por el hecho de solo estar contemplando la autodestrucción basada en la depredación capitalista, racista y patriarcal. (…)Construyamos entonces sociedades capaces de coexistir de manera justa, digna y por la vida.Juntémonos y sigamos con esperanza defendiendo y cuidando la sangre de la tierra y los espíritus. (…)

(BERTA CÁCERES)

https://loquepodemoshacer.wordpress.com/2016/05/01/uniendo-los-opuestos-48-la-revolucion-femenina-despertemos-humanidad-no-queda-tiempo/

Dicen que nada ocurre por casualidad, y cada vez doy más fe de este hecho, ayer en mi periplo viajero llegué a Madrid donde estuve en una de las manifestaciones que más me han puesto los pelos de punta y en las que siento que se me confirma el hecho de que unidas podemos cambiar el mundo, o por lo menos hacerlo más habitable, se hacía patente cómo una a una y con una energía increíble somos poderosas, veía una cara tras otra de mujeres con la convicción y la rabia suficiente para llevarlo a cabo.

En los lemas se coreaban consignas maravillosas que me iban emocionando por momentos , defensa sobre las asesinadas, denuncia del trabajo precario, de la brecha salarial, algunas versaban sobre romper fronteras, tomar los derechos que nos corresponden, papeles para todas, porque no podemos luchar por unas desigualdades obviando otras, porque no podemos luchar contra unas opresiones ejerciendo otras, porque como me dijo la maravillosa Candela, si los pájaros y peces no entienden de fronteras por qué el humano tiene que aplicarlas.

Me acosté emocionada pensando que otro mundo era posible.

Hoy me desperté en Madrid, me fui a desayunar y al al volver con mi bandeja a la mesa, una mujer migrada estaba sentada en mi mesa, me preguntó una dirección, saqué mi móvil para buscarla y entablamos una conversación casual, lo que no sabía yo era lo que el destino me deparaba, me contó que acababa de llegar de Honduras.

Conforme la conversación iba avanzando descubrimos que teníamos a alguien que nos unía, Berta Cáceres, por razones de protección por su situación en extranjería no puedo decir qué vínculo tenía hacia ella pero sí que es una familiar muy, muy, cercana. Me contó cómo además cinco meses antes de su asesinato, le asesinaron a su vez a un hijo suyo, taxista de 27 años, el cual se negó a pagar a los extorsionadores que chantajean a los trabajadores . Nos hemos emocionado juntas, nos hemos abrazado y he podido sentir una minúscula parte del dolor que siente, a su vez he visto su fuerza y su valentía. Me contaba cómo todas las mujeres de su familia eran unas luchadoras y activistas y como ni matándolas podían callarlas.

El caso de Berta Cáceres me sorprendió hace ahora dos años, una defensora de los derechos humanos , indígenas y del medio ambiente asesinada impunemente , hubiera sido otro dato más en la dolorosa estadística que recoge tres asesinatos diarios a mujeres en Honduras sino es por la denuncia internacional de las organizaciones de derechos humanos de esta «crónica de una muerte anunciada», me cuenta que gracias a esta presión internacional, la semana pasada detuvieron a uno de los autores intelectuales de este asesinato, no resulta un consuelo pero por lo menos da unos instantes de reparación de algo irreparable.

Cuando se ha ido me he quedado triste, tocada, cuando toda la teoría se vuelve humana y cercana es imposible que esto no toque el alma. Su historia además no es única, cada día desaparecen decenas de personas haciendo un mundo mejor, o en el caso del feminicidio por el puro hecho de existir.

Pero ayer hubo un grito general, la manada aulló en masa y ya no nos van a callar, aunque nos digan que somos unas pesadas, y que ya está bien de tanto feminismo, porque no deja de ser todo aristas de la misma cara, el machismo como otra forma de desigualdad, como otra forma de separarnos de nuestra verdadera esencia humana.

No podemos ser feministas y no creer en el derecho universal de que cada persona en el mundo tenga los mismos derechos, recursos, ninguna persona es ilegal como ayer gritábamos, me duele que en la causa feminista no nos veamos todas representadas, y lo que ayer sentí es que vamos sintiendo que tenemos que ir todas juntas, de la mano, sin hacer diferenciaciones de ningún tipo y que lo que le ocurre a otra me ocurre a mí misma.

Para rematar toda esta situación esta mujer, exprofesora, ya jubilada, hoy llegaba a este país de madrugada para ser nuevamente explotada, con las deudas acumuladas por su precario sueldo de exfuncionaria, , sus contratadores a los que ya conoce del pasado y que se supone que la estiman,  le ofrecen un puesto de interna en casa al cuidado de una anciana, y le bajan de los setecientos euros que le pagaban hace cuatro años a quinientos en esta ocasión sabiendo de su situación desesperada. Un ejemplo más de nuestra hipocresía de guante blanco.

Cómo ayer denunciábamos a voz en grito, la esclavitud sigue vigente, bastante más cerca de lo que pensamos. Yo le he prometido a esta mujer que voy a seguir dando guerra, que voy a luchar con el brazo en alto, empezando por entornos,  por Berta y por cada una de las asesinadas, no podrán con todas nosotras.

Empecemos por cambiar nuestros estereotipos, por preguntar a la mujer de al lado, por ofrecer nuestra ayuda, seguramente tiene una historia increíble que contarnos, seguramente con una parte como esta , tan dolorosa.

Pero también me ha vuelto a traer la historia de una mujer increíble, maravillosa, con un mensaje que nos ha legado eterno y a la que no podemos fallarle, por Berta Cáceres y por todas las AVANZADORAS que hacen que cambie el mundo, que la lucha no pare. GRACIAS.

https://www.oxfamintermon.org/es/que-hacemos/proyectos/avanzadoras/berta-caceres

Nunca hemos pedido caridad o migajas; es un derecho de las comunidades tener una escuela, una casa de sanación y justicia de las mujeres”

“Juntémonos y sigamos con esperanza defendiendo y cuidando la sangre de la tierra y los espíritus”

(Berta Cáceres)

 

4 respuesta a “REVOLUCIÓN FEMINISTA”

  1. Eva:fue un encuentro fugas pero dejó en mi memoria tu mirada apacible pero llena de fuerza espiritual. Gracias por rememorar ése encuentro. Un fuerte y solidario abrazo viajera incansable

    1. Ana Joaquina fue un placer encontrarte, un encuentro de amor y dolor, en aquel abrazo quería decir tantas cosas y me quedé tan corta, estamos en pelea para que injusticias como la de tu hermana y tu familia no queden impunes porque no han podido con ellos, un abrazo inmenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *