INCERTIDUMBRE, PATITOS FEOS Y CISNES NEGROS.

Cristina Enea, San Sebastián Marzo, 2020

INCERTIDUMBRE, PATITOS FEOS Y CISNES NEGROS.

Hoy se cumple una semana desde el mandato de la cuarentena. Salvo una salida a comprar, he cumplido escrupulosamente con lo ordenado.

Y esto me ha dado tiempo para releer y dar con esas «CAUSALIDADES» en las que parece que todo se sincroniza.

1- Boris Cyrulnik «LOS PATITOS FEOS»

El autor, judío, tras perder a sus padres en los campos de exterminio y un largo camino de sufrimiento desde que tenía cinco años. Se dedicó al estudio de la mente humana. Y se dedicó a adoptar y desarrollar el término «físico» de la «Resiliencia» al campo de la mente.

Explicando cómo una infancia infeliz no determina la vida. Ya que el ser humano tiene la capacidad de recuperarse de todos los traumas, si encuentra las herramientas y vínculos afectivos necesarios para ello.

«RESILIENCIA», es la habilidad para tener un momento de felicidad.

Incluso cuando tenemos una herida en el alma.

Y para poder conseguirlo.Tenemos que encontrarle un sentido para el futuro.

No justificándolo. Ni dándole un sentido en sí mismo.

Sino transformándolo.

Kandovan, Irán 2018

2- INCERTIDUMBRE

En estos momentos, LA INCERTIDUMBRE se ha hecho MÁS QUE EVIDENTE.

Me muevo buscando refugio mental, en el que encontrar sentido a todo lo que está pasado.

No dándome cuenta que la INCERTIDUMBRE siempre está presente.

INTENTANDO CONTROLAR LO INCONTROLABLE.

En este momento necesito VIVIR LO MEJOR QUE PUEDA LO QUE ME ACONTECE.

ENTENDIENDO QUE LA INCERTIDUMBRE ES MI COMPAÑERA DE VIDA.

SABIENDO QUE LA ZONA DE CONFORT ES UNA FANTASÍA SOLAMENTE IMAGINADA.

«En la zona de incertidumbre hay retos, MAGIA, DESAFÍOS, RIESGOS, CREATIVIDAD Y AMENAZAS.

Desde que dejé mi trabajo y vida «convencional» hace nueve años. ASUMÍ QUE VIVIR DE LA MANERA QUE YO QUERÍA, ME HACÍA MÁS LIBRE.

Y que esto no estaba exento de NUEVOS RETOS Y DIFICULTADES. Ocurriéndome situaciones agradables y desagradables.

Este cambio de paradigma hizo que pudiera emprender nuevos proyectos, viajar a rincones soñados, tener nuevas relaciones sociales, cambiar mis rumbos personales, laborales y vitales.

Kandovan, Irán, 2018

3-EL CISNE NEGRO, EL IMPACTO DE LO ALTAMENTE IMPROBABLE. Nassim N.Taleb

Esta misma semana cayó en mis manos un libro con una gran coincidencia en el título y complementariedad con el anterior referido.

He devorado el libro. De lectura complicada. Trayéndome las respuestas que estaba buscando.

¿QUÉ ES UN CISNE NEGRO?

1-UN SUCESO SORPRESIVO, UNA RAREZA.

2-El SUCESO TIENE UN IMPACTO EXTREMO.

3-Y ESTO SE ANALIZA EN RETROSPECTIVA.

NO DÁNDONOS CUENTA DE LA FRAGILIDAD DE NUESTRO CONOCIMIENTO. La fragilidad de nuestras creencias.

Cuarentena, Donostia Marzo 2020

Lo más sorprendente no son nuestros errores de predicción.

Sino la falta de conciencia que tenemos de ellos.

Todas estas lecturas y una «oportuna» lesión de gemelo, me han llevado a una conclusión.

Mi necesidad de parar la mente, de apagar mis creencias, meditar, leer, observar, detenerme, vivir el presente, sin entrar en teorías, predicciones y/o previsiones.

Cuarentena , en casa, Marzo 2020

Y que cualquier esfuerzo en predecir algo.

Es un intento infructuoso de controlar lo incontrolable.

«LO ÚLTIMO QUE HAY QUE HACER CUANDO NOS ENFRENTAMOS A LA INCERTIDUMBRE ES ¨CENTRARNOS¨.

(DEBEMOS DEJAR QUE SEA LA INCERTIDUMBRE LA QUE SE CENTRE, NO NOSOTROS) «. «Nassim N. Taleb»

4- SIGUE IMAGINANDO

La pasada noche tuve multitud de sueños. Durante ellos un pensamiento se abría paso.

«SIGUE TOMANDO DECISIONES. No te pares.

Aunque corras el riesgo de equivocarte»

Y MIENTRAS TANTO.

Sigue IMAGINANDO

«Nunca se consiguen liquidar los problemas, siempre queda una huella.

Pero podemos darles otra vida, una vida más soportable.

Y a veces, incluso hermosa y con sentido.» (Boris Cyrulnik, el patito feo).

PARQUE CRISTINA ENEA, DONOSTIA, MARZO 2020

Y MIENTRAS TANTO …

HOY EMPIEZA LA PRIMAVERA

SEGUNDO DÍA DE CUARENTENA, ESTO TAMBIÉN ES LA VIDA.

SEGUNDO DÍA DE CUARENTENA, ESTO TAMBIÉN ES LA VIDA.

Esto no es un paréntesis. Esto es una situación no prevista que me llega, quién sabe, si con algún sentido o mensaje.

Prefiero pensar que esto ha llegado para mi aprendizaje.

Me puede estar diciendo  que como esquivo a veces la vida, para que tenga que venir una crisis mundial, para pararme, para volver a mí.

En cuántas ocasiones la vida me vive a mí en vez de yo a ella. 

Cuántos proyectos, cuánto tiempo dedicado a recrearme en el pasado, sin darme cuenta de que lo importante es lo que ocurre en este mismo instante.

En estos días de inquietud la mente se me va hacia un futuro incierto, en ocasiones catastrófico. Me atraco de información y datos que lo único que hacen es crearme desasosiego.

Me estoy quitando de la información, maquinaria creada para «adictarnos» como dice mi hijo. En la falsa creencia de que el saber protege, para tener una falsa sensación de control, sin darme cuenta que eso me pone en una situación mucho más vulnerable.

Hoy tuve un sueño precioso, llegaba a una playa, donde no veía el mar por ningún lado. Preguntaba a los que me rodeaba, y me decían, que no era importante.

Para mí era imprescindible ver el agua, respirar las olas.

Finalmente me indicaron una manera de ir, era un hueco en la tierra que descendía por con un camino estrecho, pensé que no podía atravesarlo.

Hasta que llegué a la conclusión de que lo que necesitaba era adaptar el cuerpo, y el camino se iría acomodando. Las paredes se iban moviendo ayudándome en el movimiento.

Zurriola 2019

Finalmente llegué a una playa preciosa, en la que decidí volar. Al principio me dio vergüenza  que me vieran. Pero pensé que los demás se darían cuenta, de que también ell@s podían hacerlo.

Malta 2019.

Tras ese momento de placer en el que aterricé y despegué varias veces, mientras tocaba las olas con las manos, llegó el momento de volver.

Creí que la vuelta sería terriblemente complicada, hasta que encontré una plataforma en la que accionando una palanca me elevaba hasta la superficie. Sonreí feliz tras mi aventura.

San Sebastián 2019

 P.D. Para mí fue un sueño lleno de mensajes. Mandarme versiones a ver qué os sugiere esto.

 

 

 

UN VIAJE DISTINTO, CUARENTENA , HACER DE LO ORDINARIO, EXTRAORDINARIO.

UN VIAJE DISTINTO, CUARENTENA, HACER DE LO ORDINARIO, EXTRAORDINARIO.

 En quince días tenía previsto un nuevo viaje a Sudán. 

Desde el año pasado,  varios planes viajeros fueron cayendo como un castillo de naipes movido por un mono.

Fui entendiendo que me tocaba hacer el viaje más difícil y extraordinario.  Ver en lo ordinario lo extraordinario. 

Con los billetes comprados y por diferentes razones no pude ir a Bali, a India, Perú e Irán.

Lo que me aguardaba tras la decepción,  fue fascinante.

La escritura de un libro, cambio de casa, un  trabajo como guía de viajes, nuev@s amig@s, idiomas, meditación, etc. 

Hace unos días me maravillaba con el florecimiento de los cerezos sin prever lo que estaba por llegar.

Hace justo dos años disfrutaba del Sakura en Japón, viendo la explosión de las flores como un maravilloso milagro de la vida.

Hoy es el primer día de la declaración del estado de alarma. 

Es curioso como nos preocupamos de decenas de cosas que nunca llegan a suceder.  Cuando cosas como estas,  ni se nos pasa por la imaginación.

Quince días en casa, sin poder salir, salvo a lo imprescindible.

En un mundo en el que queremos certezas, la vida se impone con sus movimientos caprichosos.

Queremos controlar todo y la vida nos demuestra una y otra vez que la vida no deja de ser un ejercicio de aceptación.

No podemos decidir sobre lo que sucede, sobre qué sentimos . Pero SI podemos decidir que hacer con las circunstancias y con el estado de ánimo que se nos genera.

A la mañana se adivinaba  buen tiempo entre los edificios. Me tumbé en el suelo como hacía cuando mi hijo era pequeño y me dediqué a observar las formas caprichosas y rápidas de las nubes.

Tras quince minutos hipnotizada con las nubes y los pájaros libres, decidí que quería seguir admirando y disfrutando de la belleza de lo que me rodeaba.

Aunque en este caso, tocara vivir la metáfora de la caverna de Platón.

Decidí hacer mío el lema de si la vida te da limones, haz limonada. Así que disfruté leyendo, de buenas conversaciones, de un te largo y azucarado.

Cuidar de las plantas, y admirar sus colores efímeros.

Cocinar largo y con ganas, sobremesa larga. Oír a cantantes nuev@s. Tocar la guitarra.

Del sonido de los rayos, de los aplausos de la gente desde las ventanas, agradeciendo el esfuerzo y cariño de toda la comunidad sanitaria. De los saludos entre vecinos.

Disfrutar de la conversación a gritos con el vecino «ochenteañero» que tras nuestro ofrecimiento de ayuda, nos pidió una ¨cuarentañera¨ en vez de una «cuarentena», despertando nuestras carcajadas.

Terminar el día bailando en la cocina al ritmo de Alejandro Sanz y Juanes en directo.

Porque ahora me toca esto.

Y me siento agradecida, por tener un techo en el que refugiarme, por poder oír la lluvia entre las mantas. Por estar sana.

Porque cada día tengo la oportunidad de HACER DE LO ORDINARIO EXTRAORDINARIO.

P.D. Me encantaría que compartierais cómo ha sido este día, ya que creo que está lleno de maravillosas sorpresas.