ACERCA DE MÍ

HOLA SOY EVA ROBLES, DE EVALUNAVIAJERA, 

Hace siete años dejé mi trabajo, creé una empresa de https://www.easoformacion.com/ y viajo sobre seis meses al año. Durante este tiempo he estado en países, como India, China, Camboya, Vietnam, Tailandia, Sri Lanka, India, Sudáfrica, China, Colombia, México, República Dominicana, Senegal, Gambia, Sudáfrica, Etiopía, Turquía, Egipto, Omán, Irán, EEUU, Marruecos y varios más que te iré descubriendo, casi cuarenta países donde viaje tras viaje he comprobado la maravilla del ser humano.

También soy mamá  de un niño maravilloso que a veces me acompaña en esta fascinante aventura, con diez años ha estado en cuatro continentes y ha jugado a lo largo del mundo con niños de todo tipo de nacionalidades, credos, etnias y edades. Niños con los que se han entendido con el maravilloso lenguaje común de la inocencia. 

Puede que pienses, horror,  otro blog de viajes, de alguien que viaja haciéndonos creer que es facilísimo y nos quiere dar recetas de cómo viajar barato, donde se obvia las experiencias negativas, nos dicen  qué cosas ver,  que viajar es una cosa fantástica y de que si tú quieres,  puedes.

Sueles encontrar mandatos del tipo deberías seguir tus sueños o sal de tu zona de confort. Muchas veces estas frases resultan desconcertantes, porque , ¿qué pasa si yo no quiero dejar mi trabajo, si tengo obligaciones familiares, o si no cuento con los recursos necesarios?,  ¿ qué pasa si yo quiero ver mundo pero no quiero sufrir las incomodidades que a veces no cuentan los viajeros?.

La verdad que aunque este tipo de blogs a mí muchas veces me han ayudado y he obtenido muchas herramientas de ellos, tengo que reconocer que cuando yo lo ponía en práctica los resultados muchas veces no eran tan fantásticos como me las prometía, pasaba horas eternas haciendo dedo sin que nadie me parara, pasaba un día sin comer por no encontrar un cajero, tenía que lidiar con los días en que me asaltaba la sensación de soledad absoluta, pelearme con los mosquitos en noches interminables , me perdía en algunos sitios y a veces vivía situaciones de lo más incómodas, y lo peor de todo es que viajaba muchas veces con el miedo metido en el cuerpo, con mil y un prejuicios de acerca de lo peligrosos que eran los extraños.

Lo que he ido descubriendo viaje tras viaje, es que en cuanto abres tu corazón a la gente,  las personas se abren para ti, que tal como conectamos con los demás es como conectamos con nosotros mismos incluso aunque sigamos teniendo algún tipo de incomodidad y/o experiencias no siempre positivas.

Y esto te descubrirá un mundo más real y te darás cuenta como me pasó a mí que en realidad somos tod@s más parecid@s de lo que creemos, que tenemos dolores y alegrías parecidas , y que la mayoría de cosas que te contabas antes no eran más que discursos dados por la gente que le interesa que nos tengamos miedo unos de otros, quien sabe con qué oscuros objetivos. Soy una privilegiada porque viajar no es algo que todo el mundo pueda hacer por mucho que lo desee.

Por eso me gustaría con este blog acompañarte en ese camino, para ti que no te acabas de creer lo que te cuentan sobre países malos y buenos, sobre costumbres, creencias, colores y credos.

Para ti que siempre te rechina cuando oyes las típicas frases racistas  y machistas repetidas, como mantras que hay que tragarse, frases sobre gente con la que nunca nos hemos cruzado. En mis caminos viajeros la gente me ha hecho partícipe de sus fiestas, bodas, nacimientos incluso hasta entierros, me han invitado a formar parte de sus comunidades generosamente, podría quedarme en el detalle anecdótico,  pero la lectura que hago es cómo la gente me acepta entre sus comunidades sin marcar en mí ningún prejuicio.

Este camino viajero empezó hace unos años con la lectura del famoso libro de Timothy Ferris la jornada de cuatro horas a la semana, el libro y un viaje con Carme y Xavi de la  http://lavueltaalmundo.net me hizo replantearme mis miedos y mi forma de vivir, dejé mi anterior trabajo y creé una empresa de formación donde desarrollé mi pasión de buscar nuevos caminos personales y laborales, y llegó la necesidad de ir más allá, de viajar cada vez más, de asomar la patita más al mundo , actualmente viajo aproximadamente seis meses al año y en breve acompañaré a grupos de viajeros a mis destinos favoritos.

Viajar sola no es algo que le guste a todo el mundo, o como fue en mi caso es camino progresivo, lo mejor para quitar los miedos es tirarse a la piscina con flotador , ya no es necesario como hacían en mi infancia lo de tirarte a lo hondo y ver si nadas. 😉 .

Muchas veces es necesario que nos enseñen herramientas, que me faciliten cómo hacerlo, a veces nos faltan idiomas, no nos sentimos cómodas solas,  no me apetece, pero no por ello queremos perdernos la magia de poder acercarnos a experiencias que siempre habíamos soñado, si este es tu caso yo te animo a que no pospongas tus deseos a cuando se te olviden o estés cansada para hacerlo, te propongo que si te apetece te pongas manos a la obra, y que si quieres,  yo estaré allí para acompañarte.

Y sobre todo como dijo Confucio ( ADONDE QUIERA QUE VAYAS, VE CON TODO TU CORAZÓN)